Modesto Pascau: «El centenario es la oportunidad de mejorar el Parque Nacional de Ordesa»

shadow

Este año se cumplen cien años desde la declaración del Parque Nacional de Ordesa. El presidente del Patronato, Modesto Pascau, habla de las previsiones para celebrar este centenario.

Pregunta. Es una constante en usted la referencia al artículo 45 de la Constitución Española, en el que se señala que ‘Todos tienen el derecho a disfrutar de un medio ambiente adecuado para el desarrollo de la persona, así como el deber de conservarlo’.

Modesto Pascau. Sí, y la razón es que es la base del porqué y el cómo deben ser los Espacios Naturales Protegidos (ENP) y, dentro de ellos, los Parques Nacionales. Desarrollando y concretando ese artículo 45.1 los ENP deben seguir tres ejes principales y complementarios: deben facilitar a los ciudadanos el uso y disfrute de dichos espacios; servir para el desarrollo económico del entorno y también servir para mejorar la conservación y la investigación. Esos tres ejes son igualmente importantes para una gestión sostenible de los ENP.

P. ¿Qué hemos aprendido tras un siglo de gestión de Ordesa? ¿Cuáles ha sido los principales aciertos y errores?

MP. Los 100 años de recorrido del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido son complicados de resumir. Entre lo positivo podemos destacar el empleo directo e indirecto que genera en la zona y la buena conservación de este espacio natural, una marca que ha posibilitado un numeroso turismo de naturaleza y deportivo, un buen producto y recurso importante para toda la comarca.
Entre lo negativo, una gestión manifiestamente mejorable, autoritaria y que apenas contó con el territorio y los usuarios, y que propició la extinción del bucardo, subespecie de cabra montés emblemática del Parque Nacional. También es un grave problema el brusco descenso de la ganadería extensiva en los últimos años, lo que provoca que algunos pastos de alta montaña se estén naturalizando y aislando poco a poco.

P. ¿Qué ventajas y desventajas se han derivado del traspaso en 2004 de la gestión del parque a la administración aragonesa?

MP. La gestión directa por parte de las Autonomías es producto de las sentencias al respecto del Tribunal Constitucional. El que se gestione desde Madrid, Zaragoza, Huesca o Aínsa per se no asegura mejores resultados, las claves son, por un lado, los recursos económicos, materiales y humanos que se destinan y, por otro, de qué forma (autoritaria o participativa) se realiza esa gestión.

Los ciudadanos en general deseamos una gestión eficaz y sostenible (o sea, participativa) y no nos importa tanto quién esté al frente. Desde que la gestión es autonómica, en general ha habido menos recursos humanos y materiales, menos inversiones en los municipios afectados y, en cambio, sí que ha habido en algunos periodos avances en tener más en cuenta al territorio.

En estos dos últimos años también ha sido muy positivo que tanto en el Parque Nacional como en los ENP se ha empezado por fin a cumplir la ley que reflejaba la necesidad de compensar a los Ayuntamientos por las afecciones y limitaciones que generan los espacios protegidos.

P. ¿Cree que la declaración del centenario de Ordesa como Acontecimiento de Excepcional Interés Público se traducirá en la llegada efectiva de inversiones privadas al parque?

MP. La declaración de AEIP ha sido fruto de un intenso trabajo desde el Gobierno de Aragón para conseguirlo y, aunque nos hubiera gustado que todos los trámites terminaran antes, estamos muy contentos de que ya se estén buscando recursos privados para las actividades e inversiones que vayan a desarrollarse con motivo del centenario.

P. El parque comprende zonas muy diferenciadas en cuanto a población, infraestructuras existentes, accesibilidad, flujo de visitantes… Empezando por la parte más occidental, la zona periférica de Bujaruelo y el sector de Ordesa, ¿qué proyectos considera prioritarios para abordar en este año del centenario?

MP. Desde cada Ayuntamiento, cada colectivo están planteandose prioridades en materia de investigación, educación ambiental, ganadería, publicaciones y eventos culturales y deportivos… que irán perfilándose conforme avance el año. En Torla-Ordesa son, sobre todo, la adecuación del antiguo parador nacional y el arreglo del viejo cuartel de Bujaruelo. Para Fanlo, es prioritario mejorar los accesos desde todo el valle de Vio al cañón de Añisclo, realizando a la vez un necesario aparcamiento lo más cerca posible de San Úrbez. Para el Ayuntamiento de Puértolas sería la realización en Escalona del proyectado Centro de Interpretación del Mundo Subterráneo, aspecto del Parque Nacional que, siendo importantísimo, es prácticamente desconocido. Para el municipio de TellaSin lo más necesario es la mejora de accesos, servicios y la electrificación de Revilla y sus otros núcleos. Bielsa lleva años planteando
la urgente y necesaria mejora del fondo del valle de Pineta, con un nuevo puente, aparcamiento y un pequeño edificio de servicios. Por último, en los sectores de alta montaña resulta muy necesario y urgente finalizar las obras del refugio de Góriz.

P. ¿Puede apuntarse ya un calendario y actuaciones concretas vinculadas al centenario?

MP. Se ha empezado con buen pie y buenas perspectivas, se están firmando importantes convenios de patrocinio y donación y pienso que en breve se van a notar ya las primeras actuaciones. El centenario
es una oportunidad para que entre todos mejoremos el uso, disfrute y conservación del Parque Nacional y su entorno. Para ello necesitamos que el territorio cuente con ayudas fiscales y disponga de unos adecuados servicios sanitarios, educativos, asistenciales, de comunicaciones, de acceso a internet… que posibiliten el desarrollo y contribuyan a fijar población

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *