Montaña segura en otoño y con las primeras nieves

shadow

Nuestra seguridad personal y la de quienes nos acompañan debería ser siempre una preocupación principal cuando salimos a la montaña, en cualquier época. Por ello nos hacemos eco de las pautas y consejos de los expertos del programa Montaña Segura, patrocinado por el Gobierno de Aragón y todo un referente en la materia,  para preparar mejor y disfrutar de las salidas en otoño y con la llegada de las primeras nieves. 

El otoño es una estación particularmente atractiva para la práctica del senderismoy las salidas a la montaña. Dejamos atrás los intensos calores del verano y todavía a no ha llegado el rigor invernal, con sus bajas temperaturas y escasas horas de luz. En muchas ocasiones, los mismos lugares que hemos recorrido meses atrás cobran en otoño una imagen nueva, que les confiere un renovado encanto. Las temperaturas descienden y los días acortan, algo  a tener muy  en  cuenta a la hora de planificar las salidas. Por ello, conviene iniciar la actividad a una hora temprana y seleccionar aquellas cuya duración total no difiera en menos de 3 horas con la duración del día. Ante un imprevisto, el margen de actuación de los grupos de rescate se reduce considerablemente y hay que tener en cuenta que los helicópteros no pueden volar de noche.

Montaña Segura, Bielsa. Vista aérea de la Sierra d´as Zucas o Tres Marías y el Collado de Añisclo .

Sierra d´as Zucas o Tres Marías y collado de Añisclo con las primeras nieves. Fotos: Javier Romeo.

Nieve traicionera

Además, en esta época se generalizan las primeras nevadas en nuestras montañas. Si resulta habitual que las primeras nieves cubran ligeramente los picos más altos del Pirineo en pleno verano, es a partir del mes de septiembre cuando la capa de nieve en cotas más bajas puede llegar a durar 2 o 3 días, debido a que el grado de insolación es mucho menor que en verano. Estas primeras nevadas pueden ser muy peligrosas y, por ello, hay que prestarles una especial atención. Una delgada capa de nieve convierte en extremadamente resbaladiza cualquier superficie, con el consiguiente peligro. Debemos, por tanto, salir a la montaña con unas buenas botas, a las que podemos sumar unos bastones para ayudarnos en el desplazamiento, y caminar con mucho cuidado.

Equiparse correctamente es fundamental, con ropa de abrigo, cortavientos, impermeable, gorro y guantes y una manta térmica si vamos a movernos por alta montaña. En ese supuesto y si las nevadas han sido importantes, incluiremos en nuestro equipo también crampones y piolet. Aunque todavía podemos encontrarnos días calurosos, en general, el otoño en la montaña resulta frío. Incluso en los días soleados, el sol no calienta tanto y el viento puede aparecer en cualquier momento y hacer que la temperatura y la sensación térmica desciendan bruscamente. Hay que salir protegido ante cualquier cambio repentino de la meteorología, lo que nos obligará a llevar la mochila más cargada de lo que venía siendo habitual en verano.

Montgaña Segura. Alto Gállego. Bara. Río Alcanadre, chopos en otoño.

Río Alcanadre, Bara (Alto Gállego).

Atención a la meteorología

Aemet montaña

Web de Aemet.

Si por algo se define el tiempo que suele hacer en esta época es por su inestabilidad. Consultar la previsión meteorológica se vuelve más complicado que nunca. Todavía no hiela por las noches, pero en ocasiones lo puede hacer ligeramente, no hace frío a mitad de mañana, pero sí a primeras horas y en rutas altas. Las nubes matutinas pueden dejar paso a claros, cerrarse enseguida y descargar lluvias. Tampoco es extraño que frentes muy activos dejen nevadas de importancia en cotas bastante bajas para la temporada. Por todo ello, más que nunca resulta imprescindible realizar una consulta sosegada y completa de la previsión meteorológica. En el boletín de montaña de Aemet encontraremos datos de gran interés, como las temperaturas máximas y mínimas previstas, con su sensación térmica, la altitud de las isotermas 0 y -10 °C en la atmósfera libre, o el viento previsto. Si las previsiones son poco favorables o pueden comprometer la actividad, lo aconsejable es abandonar y optar por un plan alternativo.

Temporada de caza

El otoño es también época de caza. Las batidas de caza mayor son frecuentes en nuestros montes y en zonas habitualmente transitadas por senderistas. Además, la actividad cinegética es especialmente intensa en los fines de semana, por lo que conviene informarse  sobre las presencia de cazadores y las batidas que pueda haber previstas en la zona a la que nos dirigimos.

Resulta aconsejable llevar ropa de color visible o elementos que nos hagan más visibles a los cazadores. Igualmente, cuando recorramos una zona en la que se esté produciendo una batida, nos haremos oir, levantando la voz para alertarles de nuestra presencia. Todos tenemos derecho a disfrutar de la montaña en cualquier época del año y a hacerlo con seguridad.

Montaña Segura. Somontano de Barbastro

Anochecer en la comarca del Somontano de Barbastro.

A tener en cuenta:

  • El día es más corto, contamos con menos horas de luz Conviene iniciar la actividad a una hora temprana y seleccionar aquellas cuya hora de finalización nos de al menos un margen de seguridad tres horas de luz diurna restantes.
  • Protégete del frío, aunque no haya llegado el invierno, el otoño en la montaña es frío. Lleva siempre ropa de abrigo, cortavientos, impermeable, gorro y guantes.
  • Normalmente, las lluvias son más frecuentes y activan los barrancos, pudiendo cortarnos el paso o hacerlo peligroso.
  • Consulta siempre la previsión meteorológica. El tiempo es muy variable en esta época. En zonas de umbría y alta montaña podemos encontrar nieve, hielo y pasar mucho frío. Es muy importante estar preparados para hacer frente a esa inestabilidad de ‘la meteo’.
  • Las primeras nevadas suelen generar una superficie extremadamente resbaladiza que puede ser muy peligrosa. Caminar con cuidado, un buen calzado y bastones nos ayudarán en el desplazamiento. Dependiendo del recorrido y la meteorología, necesitaremos también crampones y piolet.
  • Es época de caza, un factor a tener en cuenta cuando nos movemos por la montaña. Conviene informarse sobre batidas en la zona, llevar ropa que nos haga visibles y alertar de nuestro paso si hay cazadores.
Texto: Montaña Segura. Cabecera: anochecer en el Somontano de Barbastro, foto de Javier Romeo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *