Quinto estrena un Museo de las Momias único en España

shadow

Quinto ha abierto este verano un Museo de las Momias único en España, con 15 cuerpos del siglo XVIII y principios del XIX en perfecto estado de conservación. Este nuevo espacio expositivo puede verse en El Piquete, la iglesia mudéjar en la que estaban enterrados esos restos humanos y que se reabrió a finales de 2017 tras 34 años de obras de restauración.

En el Museo de las Momias de Quinto pueden verse un total de quince cuerpos, además de vestimentas, zapatos, abalorios y objetos funerarios. Se han expuesto tras tres años de intenso trabajo de conservación y musealización y gracias a las subvenciones concedidas por el Centro para el Desarrollo de las Comarcas del Mar de Aragón y Ribera Baja (Cedemar, fondos Leader) y por la Diputación de Zaragoza.

Los cuerpos, descubiertos tras tres campañas de excavación arqueológica que comenzaron en 2011, pertenecen a mujeres y varones adultos y también a niños y niñas de corta edad. Se han mantenido intactos gracias a las especiales condiciones de humedad y temperatura que se daban en El Piquete.

El museo está abierto de viernes a domingo y los precios de la visita varían entre los 5 euros y los 7 euros (entrada general). Para facilitar la información y promoción del museo se ha habilitado una web turística sobre este nuevo equipamiento, donde pueden adquirirse las entradas y ver información sobre otros atractivos y servicios turísticos de Quinto y de sus alrededores: www.momiasdequinto.es.

La iglesia de El Piquete

La antigua iglesia de La Asunción de Quinto, más conocida como El Piquete, empezó a construirse a principios del siglo XV y es atribuida al arquitecto del papa Luna, Mahoma Ramí. Se trata de un templo-fortaleza de estilo mudéjar que corona el casco urbano y que durante más de cinco siglos tuvo usos religiosos, sociales y defensivos. En la década de los 50 se decidió construir una nueva iglesia parroquial y el edificio quedó en desuso y muy deteriorado por los daños que sufrió durante la Guerra Civil. Estaba prácticamente en ruinas porque durante las batallas de 1937 y 1938 El Piquete actuó como fortaleza y resguardo para la población de Quinto.

Los trabajos de rehabilitación de la iglesia comenzaron en 1983 de la mano del arquitecto Javier Peña Gonzalvo, que durante los últimos 34 años ha dirigido las 13 fases en las que se ha ido ejecutando la restauración. La Diputación de Zaragoza ha financiado con sus planes la mayor parte de las obras realizadas,

Entre 1983 y 2003 se acometió la restauración del exterior de la iglesia. Luego se inicio el arreglo del interior, y fue en 2011, durante la fase 12, cuando se exhumaron los enterramientos y aparecieron las célebres momias de Quinto. La última fase, la 13, se inició en junio de 2017 y permitió cerrar los restos arqueológicos y poner suelo en toda la nave central dejando a la vista una parte del yacimiento.

Además de estos curiosos cuerpos, la iglesia mantiene la decoración mudéjar, los elementos renacentistas, los adornos barrocos y detalles de la guerra como impactos de bala, zonas quemadas, retablos arrancados…

Colaboración institucional

La rehabilitación de la iglesia y la apertura del museo de las momias han sido posibles gracias al apoyo económico de la Diputación de Zaragoza, y según la diputada delegada de Cultura, Cristina Palacín, son un ejemplo “paradigmático” de cómo la cultura puede ser “un motor de desarrollo que vertebre el medio rural”.

“Hablamos de una iniciativa excepcional y de enorme valor cultural que además encaja perfectamente con algo tan demandado ahora como el turismo de experiencias –insistió Palacín en la presentación del nuevo museo–. Seguro que va a tener un gran éxito porque se sustenta en cuatro pilares enormemente sólidos: un contenido único y original, un continente tan espectacular como la iglesia de El Piquete, un estricto rigor científico que garantiza que el público no quede defraudado y una preocupación por hacer partícipe del proyecto a todo el municipio de Quinto”.

Por su parte, el alcalde de la localidad, Jesús Morales, subrayó que el Museo de las Momias va a marcar “un antes y un después” en la trayectoria de Quinto como destino turístico. “Tenemos tres portales medievales perfectamente restaurados, una casa palacio de finales del siglo XVI y la iglesia de El Piquete, pero este nuevo equipamiento nos va a permitir dar un salto muy importante y ser un referente internacional cuando se habla de momias, como ya lo son Palermo y Guanajuato”.

 

Fotografía: Zafarache.com, Museo de las Momias de Quinto

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *