Primer aniversario de Cap de Llauset, que prepara un segundo edificio

shadow

Este mes de ha cumplido el primer aniversario de Cap de Llauset, el flamante refugio de montaña inaugurado por la Federación Aragonesa de Montañismo (FAM) el 2 de julio de 2016 en término de Aneto, dentro del municipio oscense de Montanuy (La Ribagorza). En ese tiempo ha ofrecido cómodo alojamiento a 2.532 montañeros y ahora se prepara para levantar un segundo edificio, que estará conectado al primero y permitirá en el futuro ampliar su capacidad de las actuales 32 plazas hasta las 80 proyectadas. Los andamios ya están en camino y este mes dará comienzo el montaje de la estructura modular de madera recubierta de chapa y que, como lo levantado hasta ahora, permite una construcción rápida con un  resultado cuidadoso y sostenible desde el punto de vista medioambiental y energético.

Cap de Llauset.

El primer edificio durante su construcción. FOTOS PRAMES

Construido y gestionado por la Federación Aragonesa de Montañismo, el refugio guardado de Cap de Llauset fue inaugurado hace un año en una concurrida fiesta montañera que reunió a 250 personas, con presencia de representantes de diferentes instituciones (Gobierno de Aragón, Diputación Provincial de Huesca, Comarca de La Ribagorza, Ayuntamiento de Montanuy), cuerpo de montaña de la Guardia Civil, federaciones de montaña, clubes aragoneses y franceses, empresa constructora (Prames), montañeros y montañeses. Una jornada que celebraba la incorporación a la amplia red de refugios y albergues de la FAM de la instalación montañera más moderna del Pirineo y la ubicada a mayor altitud en Aragón (2.425 m). Un refugio construido bajo rigurosos criterios de sostenibilidad y seguridad, pensado para ofrecer la mayor comodidad al usuario.

Atracción hacia el Pirineo aragonés más oriental

Levantado bajo el estany (ibón) que le da nombre, en término de Aneto y municipio de Montanuy, Cap de Llauset ha venido a dar servicio a una amplia zona geográfica, la vertiente oriental del macizo de La Maladeta, área de gran belleza en la que se concentra el mayor número de tresmiles de la cordillera, junto a numerosos ibones. Su apertura ha generado un efecto llamada sobre el mundo montañero aragonés hacia esa zona más oriental de nuestro Pirineo, en el límite con Cataluña.

Cap de Llauset

El refugio antes de finalizarse la primera fase inaugurada en 2016.

Esos 2.532 montañeros atendidos por los  guardas de Cap de Llauset (Martín Grudzien, Raúl Martínez y David Castillo) a lo largo de los últimos doce meses (julio de 2016 a junio de 2017) han  generando un total de 3.042 pernoctas. El 11 % de los montañeros alojados eran de procedencia extranjera, casi la mitad franceses (43 %). Entre los nacionales, predominaron los catalanes (832, 36 %), seguidos por los aragoneses (663, 29 %), valencianos (235, 10,3%), y vascos (201, 8,8 %). El refugio, que permanece abierto todo el año, ha vivido un primer invierno muy cargado de nieve, grandes nevadas con fuertes vientos que parecían querer ponerlo a prueba.

Martín Grudzien, Raúl Martínez y David Castillo

Este invierno pasado, soportando grandes nevadas.

Ahora Cap de Llauset se prepara para recibir el flujo estival de montañeros, el mayor del año. Montañeros que no verán entorpecido su paso ni disminuidos los servicios recibidos por las obras del nuevo edificio. De momento, este año se levantará la estructura, que habrá que vestir en fases posteriores. Un proceso costoso que está siendo posible gracias a la inversión realizada por la FAM y, fundamentalmente, los fondos aportados desde la DPH. De momento habrá que conformarse con las  actuales 32 plazas, ofrecidas en cómodas habitaciones con baño de seis y ocho camas.

Cap de Llauset es ya una infraestructura deportiva y turística que está contribuyendo a dar a conocer y dinamizar el valle de Montanuy, actuando como polo de atracción de montañeros y visitantes.

Contacto y enlaces de interés:

Texto: Aragón Documenta. Foto de cabecera: placa de la inauguración del refugio, foto: Archivo Prames.

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *