Miradores de los estrechos del Guadalope

shadow

El Guadalope es un río enérgico que en su curso alto, entre los términos de Aliaga y Castellote, atraviesa unas impresionantes hoces declaradas Lugar de Importancia Comunitaria (LIC) y zona Especial de Protección para las Aves (ZEPA). A estos valores relacionados con su fauna se suman otros de carácter geológico y paisajístico como lo son los monumentos naturales de los Órganos de Montoro y del Puente de Fonseca. El otoño es un momento propicio para acercarse a conocer este territorio. Las dos rutas que reseñamos nos acercarán desde las localidades de Aliaga y de Montoro de Mezquita, por senderos señalizados, hasta dos de los mejores miradores que podremos encontrar para disfrutar de las vistas de los estrechos del Guadalope.

Mirador de Las Eras en Montoro de Mezquita

Saltos de agua en las hoces del Guadalope.

Saltos de agua en las hoces del Guadalope.

En Montoro de Mezquita, localizamos el mirador de Las Eras, donde encontramos información sobre la localidad y varias de sus rutas senderistas, como este PR-TE 81. El sendero empieza a ascender suavemente por pista, pero al momento se toma un camino, a la derecha, que discurre por encima del precipicio, donde se divisa el fluir del río Guadalope, las huertas y choperas, y el estrecho de Valloré, un cortado rocoso de no más de 5 m de anchura y 250 m de desnivel.

Después de llanear durante algunas decenas de metros, cuando pasamos junto a unos grandes bloques de piedra, el camino asciende de repente en fuerte pendiente y en zigzag por una senda bien marcada y definida. Es probable observar buitres leonados y cabras hispánicas.

Poco a poco, el itinerario se acerca a la gran pared caliza que se presenta enfrente y la ascensión finaliza entre una abundante y variada vegetación arbustiva. El sendero sigue de forma más o menos llana por la ladera, entre ejemplares de pino. En el último tramo, se encaja entre los estratos geológicos que hacen de mirador privilegiado y de protección ante posibles caídas. Tras salvar varias subidas y bajadas por la roca desnuda, subimos una última pendiente pronunciada y nos elevamos hasta la divisoria de aguas ente el barranco Valloré y el río Guadalope. El sendero finaliza a 1 150 m de altitud, sobre una cresta caliza desde donde la vista es espectacular, hacia todos los estrechos del Guadalope, hasta Aliaga. La vuelta se realiza por el mismo itinerario.

Guadalope_mirador-Vallore

Área acondicionada junto al mirador de Valloré. Fotos: Diego Mallén.

Miradores del Guadalope

Mirador_Guadalope_

Espectacular vista de los estrechos desde los miradores del Guadalope.

Las hoces abiertas entre Aliaga y Montoro de Mezquita dibujan uno de los parajes naturales más espectaculares del curso del Guadalope. El itinerario sigue las marcas blancas y amarillas del sendero PR-TE 108, que parte del barrio minero de La Aldehuela (1 100 m). En sus primeros metros avanza por la carretera A-2403 en dirección a Ejulve, con vistas a la antigua central térmica de Aliaga.

Tras superarla, enseguida arranca, en un collado de la carretera, un camino a la derecha (junto a unas torres de luz), donde se encuentra una señal que indica hacia la presa del embalse y la térmica de Aliaga, y hacia el mirador de la Hoz Mala. La ruta toma esta segunda opción y asciende, a lo largo de una pedregosa pista, hasta el cerro que se sitúa enfrente del camino.

Así, conecta con un cruce donde se indica al mirador de la Hoz Mala, hacia la derecha, y a los Estrechos del Guadalope, a la izquierda. Se sigue hacia la derecha por senda, hasta alcanzar un espolón rocoso donde se asienta el mirador de la Hoz Mala, en el que se ha dispuesto una mesa de interpretación, bancos y una barandilla que permite asomarse a un estrecho pasillo fluvial de 200 m de desnivel. Se continúa llaneando por la cumbre de la muela hasta el mirador de los Estrechos del Guadalope, con similar equipamiento que el anterior y desde donde disfrutar de sublimes panorámicas del río encajado y de perfilados barrancos como el de Villarrosario, en la otra margen de la Hoz Mala. La vuelta se realiza por el mismo recorrido.

Miradores del Guadalope

Pliegue de estratos visto desde los miradores del Guadalope.

Datos útiles

Montoro-Mirador de Valloré por PR-TE 81

  • Horario: 1 h.
  • Distancia: 2 km.
  • Desnivel de subida/bajada: 190 m.
  • Tipo de recorrido: ida y vuelta.
  • MIDE: 2-2-2-1.

Aldehuela-Miradores del Guadalope

  • Horario: 1 h 20 min.
  • Distancia: 4 km.
  • Desnivel de subida/bajada: 160 m.
  • Tipo de recorrido: ida y vuelta.
  • MIDE: 2-2-2-2.

 

Cabecera, paisaje de las hoces del Guadalope desde Valloré. Texto: Aragón Documenta. Foto: Diego Mallén

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *