Fiestas de San Lorenzo, mucho más que un patrón

shadow

cartel_san lorenzo 2015Se acercan las Fiestas de San Lorenzo de Huesca, que este año 2015 celebraremos del 9 al 15 de agosto. Declaradas de Interés Turístico Nacional,  las fiestas patronales de la capital altoaragonesa son una explosión de alegría y de participación que llena las calles de blanco y verde, luminoso atuendo festivo y aroma de albahaca. Su carácter popular y callejero, con las peñas como protagonistas, los más de 300 actos festivos (47 de ellos previos al inicio oficial de las fiestas), junto a la dimensión humana y acogedora de la ciudad, convierten a las Fiestas de San Lorenzo de Huesca en una de las más atractivas citas del verano aragonés. En esta entrada nos acercaremos a las fiestas, pero también al santo que les da nombre y a otras proyecciones de su figura relacionadas con el Santo Grial y con las lluvias de estrellas.

Unas fiestas de altura

Hojas de albahaca.No se conforman los oscenses con festejar durante una semana a su patrón y, así, dan inicio a los actos festivos en  julio, periodo que llaman Prelaurentis y al que sigue ya en agosto el Pórtico Laurentino, con más actos festivos previos al inicio de las fiestas el día 9, en el que tiene lugar el disparo del cohete anunciador a las 12 del mediodía en el Ayuntamiento. Antes hay que cumplir con una popular y arraigada tradición, el almuerzo de huevos con patatas fritas. Tras intensos episodios iniciales como los del pregón, el chupinazo, la cabalgata, la colocación de la pañoleta o el canto de Las Completas, llega la mañana del día 10, día del patrón y uno de los momentos más álgidos de las fiestas. Finalizado el rezo del rosario de la Aurora, los Danzantes de Huesca interpretan a las puertas de la basílica de San Lorenzo distintas danzas de espadas, palos y cintas (8:30 h), acompañados por la Banda de Música y por las Mairalesas,  jóvenes que representan a los barrios y peñas y presiden los actos festivos. Este emotivo acto precede a la solemne procesión que preside la imagen del santo. Los asistentes se adornan con ramos de aromática albahaca, otro de los símbolos de las fiestas y de la ciudad. En la tarde del día 15, último de las fiestas, se celebra una ofrenda de flores y frutos a san Lorenzo, en la que vuelven a intervenir los danzantes y participan miles de vecinos, vestidos con trajes regionales.

La incesante actividad de las peñas recreativas, el bullicio de las charangas y pasacalles, la comparsa de gigantes, cabezudos y caballicos, los festejos taurinos, los conciertos nocturnos en la plaza de Navarra y los del festival Iberi@huesca.folk en la plaza General Alsina, actuaciones de folklore aragonés y trobada de gaiteros, teatro, cine de verano… completan el intenso programa que precederá a la despedida al santo y la traca final de fiestas, la noche del día 15. Aquí puedes consultar todo el Programa Oficial Fiestas de San Lorenzo 2015.

Custodio del Santo Grial y mártir

_CHE5642

Busto de san Lorenzo en la portada de la catedral de Huesca (foto:Conchi Arnal Ferrer).

San Lorenzo fue uno de los siete diáconos de la iglesia romana, uno de sus primeros y más venerados mártires. Nacido en Huesca, tal vez en una alquería situada donde hoy se levanta el santuario de Loreto, fue llevado a Roma por el futuro Sixto II. Cuando éste fue elegido papa, nombró al diácono Lorenzo administrador de los bienes de la iglesia, encargándole su salvaguarda cuando se desató la persecución contra los cristianos ordenada por el emperador Valeriano en el año 258, que terminó con la vida del pontífice. Cuando el emperador conminó a Lorenzo a que le entregase los tesoros de la Iglesia, él le presentó a los pobres de Roma. Por ello fue condenado al martirio, sufriendo numerosos tormentos, entre ellos, el de ser asado vivo en una parrilla, símbolo con el que se le representa, muriendo un 10 de agosto.

La tradición cuenta que, entre los bienes y reliquias custodiados por San Lorenza se encontraba el Santo Grial, que permaneció en Roma durante el mandato de los primeros 22 papas. Según el relato que nos ha llegado, la familia del santo guardó el preciado cáliz en la iglesia de San Pedro de Huesca, donde permaneció hasta el 711 en que el obispo Acilso lo trasladó más al norte, huyendo del avance musulmán.

Réplica del Santo Grial conservada en San Juan de la Peña (foto: Antonio García Omedes).

Réplica del Santo Grial conservada en San Juan de la Peña (foto: Antonio García Omedes).

La Ruta del Santo Grial, actualmente en fase de desarrollo como ruta turística internacional en un proyecto que lidera la Universidad de Zaragoza, recorre esos lugares en los que la tradición señala la presencia de la preciada reliquia. Toda la piadosa familia de San Lorenzo alcanzó la santidad, sus padres Orencio y Paciencia y su hermano gemelo Orencio, que fue obispo de Auch. Por otro lado, por su condición de archivista y tesorero de la Iglesia San Lorenzo fue elegido como patrón de los bibliotecarios. Como vemos, toda una figura, rodeada de apasionantes leyendas la de San Lorenzo, patrón de Huesca que comparte patronazgo con otro mártir, San Vicente.

La basílica de San Lorenzo (en la calle y plaza del mismo nombre, accesible desde el Coso Bajo) es una construcción barroca de ladrillo y grandes dimensiones, levantada a partir de 1608 sobre un templo anterior de origen románico que, a su vez, fue sustituido por otro gótico del que se conserva la torre y restos del atrio de acceso. Es iglesia real, parroquial, colegial y basílica agregada a la de San Juan de Letrán en Roma. En su sacristía se conservan 12 grandes lienzos que recogen el ciclo de San Lorenzo, obra del pintor valenciano Antonio Bisquert.

Las lágrimas de San Lorenzo

A quienes no puedan acercarse a gozar de las intensas fiestas patronales de Huesca, les queda el consuelo de aprovechar en esas mismas fechas las noches de cielo claro para disfrutar de un fenómeno natural al que también ha dado nombre el santo, el de las lágrimas de san Lorenzo. Como sabemos, nada tienen que ver con el infortunio de no poder estar en Huesca: lágrimas de san Lorenzo es el nombre popular con que se conoce a las perseidas, la lluvia de meteoros más popular y observada en el hemisferio Norte. Sus estrellas fugaces son apreciables en el firmamento desde finales de julio hasta mediados de agosto. Es la tercera mayor lluvia de meteoros del año, con alrededor de 100 estrellas fugaces por hora, en las mejores condiciones de visibilidad y en su momento álgido, una fecha cercana a la de la festividad de san Lorenzo. Este año 2015 será la noche del 12 al 13 de agosto la más indicada para la observación de las perseidas.

Planetario de Huesca (foto: Visitar Huesca).

Planetario de Huesca (foto: Visitar Huesca).

Observar lágrimas de san Lorenzo también puede ser un descanso para quienes estén disfrutando de las fiestas, y para ello nada mejor que hacerlo en el planetario de Huesca Espacio 0.42, que organiza una ctrividad especial de observación 24 Horas-Non stop. Si estamos en Teruel, territorio de cielos privilegiados para la observación astronómica, donde se ubica el Observatorio Aastrofísico de Javalambre, podemos apuntarnos a alguna actividad turística organizada, como la de la Ruta de las Perseidas o, simplemente, buscar un lugar sin contaminación lumínica y tumbarnos cara al cielo.

Obviamente, no se agotan aquí las referencias al santo patrón de Huesca. Citaremos sólo otra, de pasional arraigo nada menos que en Argentina: el centenario Club Atlético San Lorenzo de Almagro, uno de los grandes del balompié argentino, que sin duda motiva más de una lágrima y donde las estrellas tienen otro brillo. Pero si de elegir un San Lorenzo se trata, nos quedamos con el de las Fiestas de Huesca y su aroma a albahaca, allí nos vemos.

javalambre_amanecer2

Observatorio Astrofísico de Javalambre (foto: SEA).

Enlaces de interés:

Cabecera: Danzantes en el día grande de las fiestas de san Lorenzo (foto: Rafael Gobantes-Archivo Heraldo de Aragón).

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *