Sendero accesible del Isábena, la naturaleza sin barreras

shadow

Huesca es hoy un territorio avanzado en el desarrollo de iniciativas de ocio inclusivo dirigidas a colectivos con algún tipo de discapacidad. La inauguración el pasado 14 de julio de la segunda fase del sendero accesible del mirador del Isábena que discurre por los municipios de Bonansa y Laspaúles (comarca de La Ribagorza) ha añadido un nuevo recurso a los ya existentes en la provincia. A partir de septiembre se le sumarán los miradores accesibles de Castanesa (La Ribagorza) y Aratorés (La Jacetania), a los que podrá llegarse directamente desde las principales carreteras adyacentes. Todas estas iniciativas, junto con el sendero accesible de El Cornato en Bielsa (Sobrarbe) y el de Santa Elena en Biescas (Alto Gállego), forman parte del proyecto Senderos para todos del Plan de Turismo Accesible de la Diputación Provincial de Huesca.

El Alto Aragón cuenta  además con otros recursos turísticos accesibles como los del Parque Natural de la Sierra y Cañones de Guara, distinguido en 2012 en los premios EDEN de la Unión Europea aunque presenta algunas carencias en cuanto a su accesibilidad total. El Parque tiene adaptados los senderos de La Tamara y el botánico en Bierge, el de la Encina de Lecina en Bárcabo, los miradores del Vero, Salto de Roldán, Vadiello y Calcón, los centros de interpretación  de Bierge y Arguís así como los observatorios de aves de Alquézar, Nueno y Santa Cilia de Panzano. Junto a todos ellos se cuentan también el sendero accesible de Linza (Ansó) y el singular centro vacacional de Isín (Sabiñánigo), despoblado reconvertido en espacio totalmente adaptado a la discapacidad. Por otro lado, el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido cuenta desde 2012 con el sendero accesible de la Pradera de Ordesa.

Panel adaptado

Panel adaptado en el sendero accesible del Cornato.

El sendero accesible del Mirador del Isábena se ubica en el Alto de Bonansa, a unos 2 km de esta localidad por la carretera N-260. Es un sendero lineal de 450 metros que pasa por el bosque de Pegá y finaliza en un precioso mirador sobre el río Isábena. Una primera fase, inaugurada en 2013, contó con financiación del Plan de Competitividad Turística de la Comarca de La Ribagorza. Como el resto de senderos accesibles, dispone de aparcamiento con plazas adaptadas, firme regular sin dificultades,  mobiliario adaptado, panelería en altorrelieve y braille, textos redactados en lenguaje sencillo y con cromatismos que facilitan su visión.

Afortunadamente,  la sensibilización de las distintas administraciones y entidades aragonesas en relación al ocio inclusivo es creciente. Otro buen ejemplo de ello es el  sendero accesible de los Pinares de Rodeno, en la sierra de Albarracín (Teruel), presentado a primeros de julio. Como el sendero accesible de la Pradera de Ordesa, ha sido un proyecto fruto del convenio de colaboración entre el Gobierno de Aragón y la Obra Social “la Caixa. Pero todavía queda  mucho camino por recorrer en la atención de un derecho hasta hace poco olvidado, el de los colectivos de la discapacidad a disfrutar del ocio y de los espacios naturales. Un derecho que nos compromete a todos.

Accesible para sentir, tocar, oler, escuchar…

Los senderos del proyecto Senderos para todos de la Diputación Provincial de Huesca son infraestructuras especialmente orientadas a los colectivos con discapacidad visual, física, psíquica o mental.  Es mucho más que una adaptación de un sendero tradicional. Sus distintivos y atractivos principales son la  accesibilidad total, su ubicación en lugares con elevado potencial de interpretación sensorial y las posibilidades que ofrecen de interacción con el medio natural, de vivencia experiencial del ocio. Un sendero accesible debe ser siempre un itinerario sin ninguna dificultad concebido para sentirpalpar, escucharcomprender el entorno, generalmente un  espacio natural de gran belleza e interés.  A esto habría que añadir la componente educativa de sus elementos de interpretación (indicadores, paneles, elementos interactivos) como un atractivo más para cualquier tipo de usuario y, en particular, para la práctica del turismo en familia.

Como en toda inversión pública, conviene ser exigente y riguroso en la ejecución de este tipo de infraestructuras, más aún tratándose de un segmento incipiente en el que hasta hce poco no existían estándares de calidad. El senderismo accesible comporta infraestructuras desarrolladas bajo estrictos criterios prescripciones técnicas para garantizar la accesibilidad universal en las condiciones de deambulación, aprehensión, localización y comunicación (criterios DALCO). Afortunadamente el primer paso dado en el proyecto de Senderos para todos de la Diputación Provincial de Huesca fue la elaboración de un Manual de Senderos Accesibles (2010). Primero en su género en España, el Manual establece el marco para la ejecución de este tipo de recursos especialmente destinados al ocio de los colectivos con discapacidad. Una iniciativa que empezó con muy buen pie y que esperamos tenga continuidad dentro y fuera de Aragón.

Atril en lenguaje braille

Atril con información en lenguaje braille (sendero del mirador del Isábena).

Fotos: Archivo Prames.

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *