Montañismo y COVID-19, recomendaciones de la FAM

Los distintos comités de la Federación Aragonesa de Montañismo (FAM) han elaborado un catálogo de recomendaciones para la práctica de actividades deportivas en el medio natural en el contexto actual de pandemia, una práctica guía sobre montañismo y COVID-19. Estas recomendaciones se han plasmado en una serie de infografías específicas para cada actividad que han sido difundidas a través de internet y de las redes sociales, una iniciativa que ha sido muy valorada en el ámbito del turismo activo y desde el resto de federaciones de montaña.

La propuesta incluye, además de una infografía con recomendaciones de carácter general sobre actividades de montañismo, otras específicas sobre carreras por montaña, marcha nórdica y senderismo; escalada de varios largos, aristas y alta montaña. Aquí las puedes ver:

Además, desde la FAM no se han olvidado de otros deportes de montaña que también tienen su cartel, como el bloque, la escalada deportiva y las vías ferratas; el barranquismo y, por último, el esquí de montaña y las raquetas de nieve. Estas son las infografías:

Puedes consultar y descargarte las infografías en formato pdf en las ventanas precedentes o hacerlo a través de este enlace a la página de la FAM. También se ha difundido otra imagen sobre normas de convivencia e higiene en refugios y albergues de montaña (más abajo), a la que se ha sumado un documento informativo sobre las nuevas condiciones de uso y de reserva de ese tipo de instalaciones montañeras que ofrecen orientaciones a seguir antes de acudir al refugio o albergue y durante la estancia en el mismo. Conozcamos esas recomendaciones.

Antes de acudir a un refugio de montaña

En este nuevo contexto de montañismo y COVID-19, antes de subir a un refugio o albergue de montaña, nos conviene saber algunas cosas:

  • Los refugios no contarán con calzado de descanso de uso común, es obligatorio que cada uno lo lleve consigo.
  • Los refugios no contarán con mantas en las habitaciones, hay que prever por tanto llevar un saco de dormir pensado para no pasar frío.
  • Los refugios no contarán con almohadas en las habitaciones.
  • Es necesario determinar una persona responsable por cada grupo, de cara a tener un solo interlocutor al que el guarda de la entrada al refugio y le explique todas las nuevas normas de funcionamiento una vez en él.
  • Debido a las limitaciones en el número de plazas de alojamiento, el servicio mínimo en los refugios sin acceso en coche será Media Pensión y en los de acceso con vehículo será Alojamiento y Desayuno. Confirma los horarios de cena y cierre nocturno, y si has a llegar más tarde ponte en contacto con los guardas.
  • Es obligatorio el uso de la mascarilla en todas las zonas de uso común del refugio.

Una vez en el refugio o albergue de montaña

Se han establecido una serie de nuevas normas de conducta y funcionamiento de los refugios. Todas ellas, al igual que las mencionadas anteriormente, se fundamentan en la actual crisis de la COVID-19, las nuevas medidas de distancia física e higiene que son necesarias tomar y la sostenibilidad de los refugios de montaña.

Desde la Federación Aragones de Montañismo (FAM) se ha pedido al colectivo montañero que contribuya a cumplir esas normas. «Es responsabilidad de todos conseguir que los refugios y albergues de montaña puedan funcionar correctamente a pesar de esta mala coyuntura en la que nos encontramos».

Algunas de estas medidas en este nuevo contexto de montañismo y COVID-19 son:

  • Es importante mantener las medidas de distanciamiento y limpieza mínimas en
    nuestra estancia en el refugio.
  • Al llegar al refugio será necesario realizar una desinfección de mochilas y botas
    de montaña.
  • No se podrá utilizar el cuarto de taquillas para dejar las mochilas, éstas han de
    subirse a las habitaciones.
  • Al salir del refugio por la mañana, y debido a los trabajos especiales de limpieza
    y desinfección que hay que realizar, no será posible dejar nada de material en el
    refugio.
  • Se han establecido aforos limitados en todos los espacios comunes del refugio:
    comedor, terraza, aseos, botero… Estos aforos vendrán indicados por carteles a
    la entrada de cada uno de esos espacios. Es la responsabilidad de todos el
    cumplirlos.
  • Se ha limitado la capacidad de alojamiento del refugio.
  • Será necesaria la limpieza de manos con gel hidroalcohólico antes de cada
    servicio de desayuno, comida o cena que se realice.
  • Debemos atender siempre a las indicaciones del guarda antes de estos servicios
    de comidas, ya que la distribución de las mesas de comedor estará condicionada
    a la tipología de los grupos de alojados. Los grupos que acudan juntos al refugio
    se sentarán a comer juntos.
  • Tanto a través del guarda como de diferentes carteles a lo largo del refugio se
    informará de los protocolos y medidas necesarias a cumplir.
Refugio Ángel Orús. Foto: Archivo Prames

Es responsabilidad de todos contribuir a la no propagación de la pandemia durante nuestras salidas al medio natural y en la práctica de los deportes de montaña, así como lograr que los refugios y albergues de montaña puedan permanecer abiertos y brindándonos todos sus servicios adaptados a esta nueva situación. No hay que olvidar el importante papel que los refugios de montaña y sus guardas juegan para el montañero y para los profesionales de la montaña en materia de seguridad y de asistencia ante accidentes e incidencias de todo tipo.

Entre todos conseguiremos que los albergues y refugios de montaña permanezcan abiertos como espacios seguros. Atendamos a todas estas recomendaciones sobre montañismo y COVID-19.

Enlaces de interés:

Santiago Gracián – Aragón Documenta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *