El mirador accesible de San Quílez se suma a los “Senderos para todos” de Huesca

shadow

La provincia de Huesca cuenta desde hace unos días con un nuevo espacio natural adaptado, el mirador accesible de San Quílez, en el municipio de Binéfar (Comarca de La Litera). Está ubicado a 3 km del núcleo urbano, junto al área recreativa y la ermita de San Quílez, en el entorno del Camino Natural de San Quílez (coordenadas UTM  WGS1984, huso 30, X: 770.789, Y: 4.637.417). Desde Binéfar se toma un primer tramo de pista asfaltada hasta el Canal de Zaidín para seguir por firme de zahorras compactadas. El mirador es ahora un espacio de interés para el público en general que se ofrece completamente accesible y seguro también para personas con distintas capacidades de movilidad, psíquicas  o sensoriales. Su elemento estrella es una mesa panorámica con imágenes en altorrelieve, textos en el sistema de escritura habitual y en braille, que identifica elementos de las llanuras literanas y de los distintos niveles de horizonte, del Prepirineo y los Pirineos, muchos de ellos sólo apreciables desde la atalaya natural y no visibles desde cotas más bajas. Está además enclavada bajo una buena sombra que la protegerá especialmente en época estival.

Dos plazas de aparcamiento, una de ellas adaptada, vallado de protección perimetral, pivotes, bancos y mesa de picnic adaptados completan la actuación del mirador accesible de San Quílez. Se trata de una intervención naturalizada, realizada por la empresa aragonesa Prames, que ha utilizado elementos de madera tratada y ha evitado el uso de materiales de obra como el hormigón, empleando tierra compactada de la zona que garantiza la movilidad de  sillas de ruedas y carritos de bebés. Un mirador para disfrutar también con la familia, seguro y libre de obstáculos.

La iniciativa forma parte del programa Senderos para todos del Plan de Turismo Accesible de la Diputación Provincial de Huesca. El mirador accesible de San Quílez es el primer espacio acondicionado en el sur de la provincia y se suma así a los miradores de Castanesa, en Montanuy (La Ribagorza), de Aratorés (La Jacetania) y de Siresa, en Echo (La Jacetania), junto a los senderos accesibles de El Cornato, en Bielsa (Sobrarbe), el Mirador del Isábena, en los municipios de Bonansa y Laspaúles (comarca de La Ribagorza),  y el de Santa Elena en Biescas (Alto Gállego). Aunque todavía escasos, afortunadamente no son estos los únicos espacios adaptados en Huesca ni en Aragón a personas con necesidades especiales, como ya referimos en una entrada anterior de nuestro blog.

Vistas desde el mirador de San Quílez.

Vistas desde el mirador de San Quílez.

El mirador accesible de San Quilez fue inaugurado el 8 de enero por Maribel de Pablo, diputada de Desarrollo Territorial y Medio Natural de la DPH, y Alfonso Adán, alcalde de Binéfar, con la participación de personas con capacidades diferentes y representantes de colectivos de Binéfar como el Centro Ocupacional Nazaret, el Centro de Día del IASS, la Cruz Roja, Cáritas Binéfar y Down-Huesca. La sierra de San Quílez es un espacio natural, en proceso de reforestación, muy apreciado por las gentes de Binéfar y las localidades del entorno.

Fotos: Diputación Provincial de Huesca y Archivo Prames.

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *